Como hacer maquillaje correctivo y cuando usarlo

Llamado también maquillaje correctivo o cubritivo (también impermeable) que se utiliza en rostro y cuerpo. Especialmente para tapar manchas e imperfecciones. Se destaca, además, por el interés que despierta en dermatología, cirugía plástica y flebologia. Su efecto curativo actúa psicológicamente sobre la persona afectada.

También te puede interesar: Cazuela de mondongo

El maquillaje correctivo sirve para disimular y resaltar ciertas zonas del rostro y así lograr un efecto más estético que afinan visualmente la cara. No sólo usando un corrector de ojeras, también es necesario un producto iluminador y otro de contorno. También se puede usar tres colores de base en reemplazo.

¿Que áreas iluminar?

Se iluminan todas las zonas que se deseen resaltar y crear volumen, cómo puede ser: frente, mentón pequeño, ángulo externo del ojo, etc.

¿Que áreas contornear?

Se puede crear profundidad en todas las áreas que se desean. Desde atenuar mejillas, afinar la nariz, disimular un mentón grande, etc. Para empezar se debe definir qué forma de rostro tiene la persona: ovalado, rectangular, cuadrado, redondo, triangular, diamante, alargado, corazón y triángulo invertido.

Esta es la calificación básica que servirá para saber sobre qué tipo de rostro se va a trabajar y que le quedara a mejor (desde como maquillar, qué tipo de caravana va a llevar, hasta corte de cabello que mejor le favorece).

El objetivo del maquillaje corrector es favorecer la apariencia de la persona respetando su esencia y tratando de que ella obtenga una imagen más positiva de sí misma.

Características de los productos

Es de suma importancia la resistencia a la humedad y agrietamiento que poseen sus formulaciones.  Esto hace que, una vez aplicado, permanezcan intactos durante todo el día y sean resistentes al agua (piscina o mar).

También deben otorgar una apariencia natural como una base no irritativa, poseer protección solar, ser hipoalergénicos y completamente impermeables. Además, deben permanecer aplicados en la piel hasta que la persona los retire, logrando así cubrir todo tipo de imperfecciones o manchas, desde las más leves hasta las más severas.

Aplicación de maquillaje correctivo:

Se aplica para “ocultar” desde coloraciones  menores hasta las imperfecciones más notorias, como manchas de nacimiento, cicatrices,  ojeras, tatuajes, vitíligo, lunares, arañita, varices, etc.

También te va a interesar: 6 Tortillas deliciosas

Se aplica con pequeños golpecitos mediante una esponjita o con las yemas de los dedos, nunca arrastrándolo. Luego se esfuma para lograr una buena uniformidad.

La crema, por ser correctoras, puede ser utilizada por los niños, adolescentes y adultos. Lo ideal es lograr imitar el color de la piel y de esta manera obtener el efecto camuflaje, logrando entonces, que  las imperfecciones se disimulen.

Para ello conviene utilizar un polvo formulado especialmente para fijar el maquillaje a fin de evitar que se altere con posibles roces o con el agua. Por su parte, las tonalidades deben adaptarse el color de la piel sin teñirla, y además sin manchar la vestimenta.

Es imprescindible fijar el maquillaje para que permanezca la piel 24 horas, sin alterar el color del maquillaje, dando una apariencia natural, duradera, y así prolongar su efecto.

¿Se puede usar el mismo corrector para todas las áreas del rostro?

Los profesionales aconsejan que NO.

Se recomienda usar el mismo producto en caso de que el rostro no tenga imperfecciones muy marcadas.  Sólo se necesitaría un tono más claro que el de la base. En caso de existir problemas concretos para camuflar, se necesitan soluciones específicas. Por ejemplo, si hay ojeras de color violeta o marrones, se debe aplicar correctores rosáceos o naranja, respectivamente. En otros casos sí hay que tapar cuperosis rosácea, se tiene que utilizar un corrector beige  verdoso.

¿Todas las texturas son iguales?

NO, se deben utilizar según el tipo de piel, porque no todo el cutis tiene la misma necesidad, una piel normal que tenga un contorno de ojos bien hidratado y sin muchas líneas puede utilizar cualquier textura.

Para piel seca se utiliza corrector en crema o fluido, para cutis grasos el corrector ideal es el que viene en barra porque de esta manera se evita que el maquillaje se disuelva con las horas.

En la zona del contorno de ojos es indicado usar correctores ligeros que no se cuarteen.

Otro detalle de vital importancia es la elección del corrector según la edad de la piel.

En rostros más  maduros se debe utilizar productos más ligeros para evitar que marquen más las líneas de expresión, de ser posible utilizar correctores con protección solar para evitar las manchas.

Ilustraciones cortesía de: Pinterest.com

Te gustara también esta receta: Torta de fiambre licuada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *