Los famosos repollitos de Bruselas, también llamados col de Bruselas, son un alimento de lo más apetecible y vistoso. ¡Son tan delicados y bonitos!, que despiertan el deseo de comerlos con un simple golpe de vista. Estos repollitos son una variedad moderna (podría decirse) de la Brassica oleracea. Y digo moderna, pues no ha sido posible encontrar documentación fiable que los describa, hasta comienzos del siglo XIX. Aunque algunos autores ubican su origen en Italia, aparentemente el cultivo de los mismos comenzó hace más de un siglo en el norte de Francia y en Bélgica, muy cerca de Bruselas, lo cual explicaría su nombre popular.

El escabeche, por su parte, es un método para la conservación de los alimentos que utiliza el vinagre, y que según se dice, deriva de una vieja preparación de la cocina árabe. Básicamente, el método para hacer un alimento al escabeche, es pre-cocinar -o marinar, ya que ese sería el método de cocción al que corresponde-  este alimento, en un caldo de vinagre, aceite frito, vino, laurel y pimienta en grano.