La dieta sin gluten no tiene porque ser una dieta restrictiva y renunciar a comer de todo.

Es más, un celíaco puede mantener una dieta totalmente equilibrada y variada. Eso sí, siempre teniendo en cuenta las cantidades y las fuentes de los hidratos de carbono.

No se puede comer trigo, cebada, avena o centeno pero sí se puede comer cereales sin gluten, verduras, legumbres, pescado, fruta, verdura y aceite de oliva.

Alimentos para celíacos

Se deben comer en más cantidad alimentos como los cereales o los tubérculos: el arroz, maíz, trigo de sarraceno, patatas y mijo. Pero hay que tener en cuenta que los cereales y derivados de éstos deben combinarse con las legumbres para que se puedan satisfacer las necesidades nutritivas y poder captar todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita. Estamos refiriéndonos a alimentos como las galletas, el pan, la pasta…sin gluten. Se pueden hacer 2 o 4 porciones al día.

Luego están las verduras y la fruta, que también son muy importantes en la dieta de un celíaco. Aportan mucha fibra y vitaminas y por eso es bueno consumir alimentos como tomates, zanahorias, pimientos, albaricoques, melones, cítricos, kiwis, fresas… Es recomendable que se ingieran de 3 a 5 al día.

Los lácteos y derivados como los yogures o quesos no pueden faltar en la dieta de los celíacos. Son una gran fuente de calcio, proteínas, vitaminas y amino ácidos esenciales. Eso sí, mejor elegir las que son bajas en grasa. Con una ración o dos al día ya hay suficiente.

La carne aporta muchas proteínas y la elección para los celíacos son las carnes magras, alternadas con carne blanca y roja en menor cantidad. Y añadir en la dieta 1 o 2 raciones de legumbres, que aportan también muchas proteínas y que combinadas con los cereales sin gluten se convierten en los platos de elección para una buena dieta. Así que es bueno comer garbanzos, guisantes, frijoles, lentejas…

El pescado es una excelente fuente de ácidos grasos esenciales, el Omega-3 entre otros. Por eso tampoco puede faltar en la dieta.

Aquí os dejamos una excelente receta para celíacos lista en 30 minutos!

Receta de pasta con verduras, piñones y aceitunas

Ingredientes:

  • 160 g de pasta sin gluten
  • 2 rodajas de berenjenas
  • 4 trozos de calabacín
  • 5 tomates cherry
  • 100 g de queso ricotta
  • 1 manojo de cebollino
  • 1 puñado de piñones
  • 1 puñado de aceitunas negras sin hueso
  • Aceite de oliva
  • Sal

Pasos a seguir:

Cortamos los tomates en cuadraditos y las berenjenas y el calabacín en rodajas. Ponemos una sartén en el fuego con una cucharada de aceite y añadimos lo que acabamos de cortar en la sartén. Ponemos también las aceitunas y los piñones y los dejamos hasta que veamos que están blandos.

Verduras

Por otro lado preparamos la pasta.

La ponemos con agua y sal y la dejamos cociéndose.

En un tazón mezclaremos el queso de ricotta con el cebollino y unas cucharadas de la misma agua que usamos para cocer la pasta.

Esto nos servirá para preparar la salsa. Cuando veamos que está homogénea y con una textura suave ya la tendremos lista.

Ricotta con cebollino

Cuando la pasta ya esté lista la sacamos del fuego y le ponemos la mezcla hecha con calabacín, berenjenas y tomates y tiramos un poco de salsa de ricotta con cebollino por encima.

Pasta lista para disfrutarla!